Feminismo y machismo: las dos caras de una misma moneda violenta.

agresion-feminismo

¿Estar a favor de lo correctamente político, ha dejado a los buenos hombres indefensos frente a las mujeres?

La constante desvalorización de la figura paterna por parte de los medios, la acción de los abogados y de la justicia que termina por dejar al hombre en la pobreza y fuera de la casa que compro con el propio esfuerzo de su trabajo, la promoción y propaganda de un nuevo hedonismo, egoísmo y materialismo de las mujeres en las nuevas generaciones, son algunas de las causas que han llevado a los hombres jóvenes, a huir del matrimonio o las relaciones de pareja, para no ser “capturados” y “extorsionados” tanto en los juicios de divorcios como en su vida sexual y/o afectiva.

Para luchar contra el machismo no hay que obviar, ocultar o menospreciar los actos que segregan, agraden, menoscaban y humillan a los hombres, eso no es ser igualitario eso es ser imbécil.

Busquemos la igualdad y no la moda de ocultar y resaltar como nos viene en gana. Porque cuando un día te suceda a ti como hombre, ¿cómo piensas defenderte cuando todo en lo que has creído te da la espalda? Sigue leyendo

Michel Onfray: El Estado francés tendría que hacer un pacto con el islam pacifista

Michel_Onfray_2009¿A qué se debe el ascenso de la xenofobia, el antisemitismo, etc.?

La miseria, la pobreza, la pauperización, el dominio del liberalismo sin cortapisas, la negación de la dignidad de los pueblos, la humillación de millones de personas, la proletarización del mundo, la precariedad generalizada por la globalización, el reinado absoluto del dinero, la impunidad de los poderosos cuando son delincuentes, el embrutecimiento de los pueblos transformados en populacho por los medios de comunicación, el adoctrinamiento ideológico con la televisión como droga adictiva, el cinismo de quienes nos gobiernan, el desprecio por la cultura sustituida por la diversión de baja calidad, la contaminación de todas las cosas por el mercado, que impone su ley, etc.  Abolir la dignidad de un ser o de un pueblo supone convertir ese ser y ese pueblo en una bestia furiosa, ya que está herida. Sigue leyendo